miércoles, 26 de noviembre de 2014

Instantes por Dante Gebel

Mike Murdock dice que el concepto que tengamos acerca del tiempo, determinará si nuestro paso por la vida será productivo. 

"La diferencia mas grande entre el pobre y el poderoso, el desempleado y el empleado, el exitoso y el fracasado, el pobre y el rico, es la opinión que tienen acerca del tiempo". 

El tiempo es el único don natural que viene de nacimiento. Y a propósito de eso, creo que la mayoría desgastamos ese don precioso en pequeñas imbecilidades y en lo qué piensan los demás de nosotros.

Nuestro paso por la tierra es muy corto y no contamos con la chance de una segunda toma. Si le preguntáramos al apóstol Pedro si sería capaz de caminar sobre las aguas otra vez, aún sabiendo que volvería a hundirse, nos diría:

-Claro que sí, tan solo para sentir otra vez sus fuertes brazos, en medio del mar.

En estos años, me he endeudado varias veces y he cometido errores otras tantas. Arriesgué, perdí y gané. He hablado de más y también de menos. He tenido aciertos y fracasos. Pero si pudiera tener veinte años otra vez, haría exactamente todo lo mismo, sin omitir un solo detalle, simplemente para volver a sentir la providencia del Señor a cada paso.

Por otra parte, estoy convencido que el Señor puede hablarnos de diferentes maneras, a través de la Biblia, una predicación, una película, una canción, o aquello que Dios se le antoje utilizar. Y hace muchos años, Dios lo hizo a través de un increíble poema de Jorge Luis Borges al que tituló "Instantes", aunque me hubiese permitido el atrevimiento de llamarlo "No te pierdas el ahora". No hace falta decir que fue uno de los mejores escritores que haya existido, pero sin duda, me sorprende como logró reflejar tantas verdades en tan pocas líneas. Damas y caballeros, pasen y vean y después saquen sus propias conclusiones.

"Si pudiera vivir nuevamente mi vida. En la próxima trataría de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. Sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.

Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas. Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño. Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.

Pero ya tengo 85 años y sé que me estoy muriendo"

Dante Gebel
Editorial de Edición G

sábado, 22 de noviembre de 2014

La noche del día por Dante Gebel

A mediados del año 1999, sucedió algo muy particular que estuvo a punto de arrojarme a una noche eterna de depresión profunda. Una tranquila mañana fue interrumpida con el llamado telefónico de un pastor que tenía la "primicia" de una falsa acusación en mi contra.

Se trataba de una carta que un periodista del ámbito secular había escrito, poniendo en tela de juicio mi integridad personal.

-Es increíble lo que dicen de tu persona -decía mi interlocutor ocasional- de hecho, -agregó- estoy pasando por telefax y correo electrónico esta carta a todos los ministerios que puedo y a los medios de comunicación. Es bueno que todos estemos enterados. -concluyó sonriendo.

Aunque no comprendía las razones por las cuales un periodista se había dedicado a murmurar en mi contra, mucho menos entendía la morbosidad de este hombre en querer divulgar una mentira. Quizá se trataba de un cóctel de celos y envidia. O tal vez, lo hacía por ignorancia.

Lo que sea, me arrojó sobre la alfombra de la habitación en un profundo estado de tristeza.

Durante muchos años, había oído hablar acerca de la bienaventuranza que significaba cuando alguien hablaba mal de uno, mintiendo. Pero en aquel entonces, me sentía de cualquier manera, menos bienaventurado.

Tenía cientos de preguntas para hacerle al Señor.

Quería presentar una denuncia formal en el libro de quejas del Reino.

Imaginé que alguien iba a defenderme o poner la cara por mí.

Soñé con un castigo ejemplar de parte de Dios para el que había inventado la murmuración, y una tortura peor para el que la estaba divulgando.

Como sea, y aunque obviamente nada de esto ocurrió, tuve la peor noche de mi día. Y que claro está, como te imaginarás, no culminó con el amanecer.

Estaba muy enojado, molesto y dolido, como para que sólo durara una noche de insomnio. Y en lugar de atravesar la situación, decidí perpetuar el problema. Agigantar la crisis por mi propia cuenta.

Es increíble observar a la gran cantidad de gente que hace exactamente lo mismo. Y hasta quizás, hayas hecho algo similar alguna vez.

Lees y re lees una y otra vez el diagnóstico del médico.

Te aprendes casi de memoria las palabras con las que ese amigo te ofendió.

Re editas esas amargas imágenes del momento en que te faltaron el respeto.

Vuelves, mentalmente, a ese sitio donde juraste que no querías regresar.

Te levantas por las madrugadas, sólo para volver a leer ese telegrama.

Rebobinas la cinta de la contestadota, con la sola razón de escuchar una vez más esos inmerecidos insultos, mientras dices entre dientes que no puedes creerlo, después de todo lo que hiciste por él.

Decides, sin razón y aunque te duela, hacer eterna la peor noche de tu alma.

Recuerdo que fue mi esposa quien, luego de varias semanas, me regresó al mundo real, y por sobre todo, al espiritual.

-No tienes razón para sentirte triste -dijo- se trata de una mentira infundada que no va a prosperar, y como tal, tendrá que diluirse. Al Señor le sucedieron cosas peores y siguió adelante. Por otra parte -agregó- El no murió en la cruz para mantener a salvo tu reputación. Sino por amor a sus hijos. Nunca te aseguró que todos iban a quererte.

Se lo que estás pensando en este mismo instante. Que tuve la fortuna de casarme con una mujer muy sabia. Y estoy plenamente de acuerdo.

Esas sencillas frases lograron que determinara a ponerme en pié. Que iba a trabajar más que nunca e iba a levantarme, como Abraham, muy temprano, para dar por finalizada mi noche. Lo que sea, iba a enfrentarlo.

Pero no creas que no te comprendo. Sé de esa manía de re editar imágenes que sólo lastiman y empeoran la prueba.

Mira a Pedro esconderse entre las sombras de su propia vergüenza. No es la traición lo que más le duele. Son las palabras del Maestro, replicando en su mente como un martillo.

-Antes del amanecer, me traicionarás.

De no ser porque el Maestro lo envía a buscar, Pedro podría seguir viviendo en su eterna noche privada.

La noche del día en que traicionó a quien decía amar.

La noche del día en que se volvió un cobarde.

La noche del día en que dejó de ser un amigo incondicional para transformarse en un vil traidor.

Creo que por la mañana, Pedro tampoco tiene ánimo para quitarse el pijama. Tal vez ni siquiera se peine o se lave la cara. No le encuentra el sentido al tener que salir a la calle. Ya no le quedan motivos valederos para levantarse temprano a luchar.

Esas palabras, aquel momento, esa noche. Todas parecen ser razones para estar deprimido. Por eso, el Señor lo envía a llamar.

-Díganle a todos, y a Pedro, que acabo de resucitar -dice el Maestro.

Es que cuando dejas de ser un niño, y regresas a la peor noche de tu vida, te das cuenta que la crisis no era tan grave.

Posiblemente, todo aquello que alguna vez te afligió, al igual que Pedro, algún día sólo forme parte de una simple anécdota del pasado.

Es que todas las grandes crisis, se ven pequeñas, cuando tú creces.

Dante Gebel
Adaptado de "Las arenas del alma"
(Editorial Vida-Zondervan)

domingo, 2 de noviembre de 2014

Video de El Mensaje de los Viernes: "El mismo amor, la misma lluvia" por Dante Gebel

Para ver, da clic en el siguiente enlace:
El Mensaje de los Viernes: "El mismo amor, la misma lluvia"


Purificador de Plata

Había un grupo de mujeres reunidas en su estudio bíblico semanal, y mientras leían el libro de Malaquías encontraron un versículo que dice: “Y Él se sentará como fundidor y purificador de plata”, este verso les intrigó en gran manera acerca de qué podría significar esta afirmación con respecto al carácter y la naturaleza de Dios. Una de ellas se ofreció a investigar el proceso de la purificación de la plata.

Esa semana la dama llamó a un Orfebre e hizo una cita para ver su trabajo. Ella no le mencionó detalles acerca de la verdadera razón de su visita, simplemente dijo que tenía curiosidad sobre la purificación de la plata.

Mientras observaba al orfebre sostener una pieza de plata sobre el fuego dejándolo calentar intensamente, él le explicaba que para refinar la plata, debía ser sostenida en medio del Fuego donde las llamas arden con más fuerza, para así sacar las impurezas.

En ese momento ella imaginó a Dios sosteniéndonos en un lugar así de Caliente.–Entonces recordó una vez mas el versículo “Y Él se sentará como fundidor y purificador de plata”. Le preguntó al platero si era cierto que él debía permanecer sentado frente al fuego durante todo el tiempo que la plata era refinada.

El hombre respondió-“SI” No sólo debo estar aquí sentado sosteniendo la plata, también debo mantener mis ojos fijamente en ella durante el tiempo que esta en el fuego, si la plata fuese dejada un instante más de lo necesario sería destruida.

La mujer se mantuvo en silencio por un momento y luego preguntó. -¿Cómo sabe cuando ya esta completamente refinada?

El sonrió y le respondió:, “Ah, muy simple — Cuando puedo ver mi imagen reflejada en ella.”

Si hoy sientes el calor del fuego, recuerda que Dios tiene sus ojos puestos en tí y continuará observándote hasta que vea su imagen en tí.

Malaquías 3:3
Se sentará como fundidor y purificador de plata; Purificará a los levitas y los refinará como se refinan el oro y la plata. Entonces traerán al SEÑOR ofrendas conforme a la justicia.

martes, 28 de octubre de 2014

EL MENSAJE DE LOS VIERNES (TRIPLE BONUS, POR LA OMISION DEL VIERNES PASADO) - por Dante Gebel (Viernes 24 de Octubre-2014)


1) ¿Tienes un amigo o solo un novio?

Tu tienes un novio que cuando te llama generalmente lo hace por cumplir un horario. Tu amigo lo hace sin horario, solo porque quiere hacerlo.
Tu novio va a visitarte porque es día de cita. Tu amigo te busca cualquier día, porque para él no hay citas.
Tu novio te acaricia y te besa porque se cree con derecho de hacerlo. Tu amigo lo hace con mas ternura y sin derechos, solo porque le nace.
Tu novio va contigo por la calle como quien lleva una bandera. Pero tu amigo es el único abanderado de tu corazón.
Tu novio nunca te dirá toda la verdad, por ser tu novio. Mientras que tu amigo nunca te mentirá, por ser tu amigo.
Tu novio puede que tenga otros amores ocultos a los que no puede olvidar y nunca te lo dirá. Tu amigo podrá tener otras amigas, pero ninguna oculta para ti.
Tu novio nunca quisiera dejar de ser tu novio y ser solo tu amigo. Tu amigo busca llegar a ser tu mejor amigo, sin ser nunca tu novio.
Tu novio piensa que solo puede llegar a quererte como novia. Tu amigo piensa que puede llegar a amarte, siendo solo tu amigo.
Dicen que son amores muy diferentes, yo digo que tienen razón.
El amor de tu novio es por cumplir compromisos. El de tu amigo es mas sincero, porque no hay compromisos por cumplir.
Cuando te peleas con tu novio todo termina entre los dos. Con tu amigo no te peleas, porque no hay nada que terminar.
Después de la boda conocerás la otra mitad de la vida de tu novio que te ocultó. Si te casas con tu amigo nada quedará oculto entre los dos.
Después de un año, o solo unos meses, cuando quizás al matrimonio lleguen la incomprensión y el desamor, y se termine la armonía y el cariño, quedarás sola y entonces añorarás a quien deberás amabas y ahora quisieras tener a tu lado: a tu amigo del alma, que nunca te olvidará.
Lo que intento decir es: Hombre, se el mejor amigo de tu novia. Mujer, trata de ser la mejor amiga de tu novio. Si no logras eso, ni siquiera sueñes con casarte. Lo esencial en cualquier pareja, es que además de amarse, sean los mejores amigos…o estarán perdidos y solos para siempre. Una vez que estén casados, no los unirá ni el sexo, ni los hijos, ni los proyectos en común…sino la amistad incondicional, determinante para cualquier amor genuino y duradero.

2) ¿Por qué te amo tanto?

Hoy me preguntaste: “¿Por qué me amas tanto?” Te miré sorprendida, no me esperaba de ti ese cuestionamiento, me quedé callada un segundo me incliné hacia a ti y fue entonces que mirándote a los ojos te respondí:
Te amo tanto, porque desde el día que nos presentaron no dejaste de decirme lo maravilloso que era pasar el tiempo conmigo, ni desististe de conquistarme nunca.
Te amo tanto, porque cuando me miras aún logras hacer que me derrita y no sepa que decir o qué hacer.
Te amo tanto porque cada palabra que ha salido de tu boca hacía mi ha estado cargada de respeto y de dulzura.
Te amo tanto porque me has permitido compartir contigo un sin fin de penas y alegrías. Te amo tanto porque a pesar de que engorde o que adelgace, para ti siempre te parezco hermosa.
Te amo tanto porque has respetado mi independencia, mi vida profesional, mi familia y mis deberes sin sentirte menospreciado.
Te amo tanto, porque cuando sonríes o me dices “Hola”, alejas de mí todas las tristezas. Te amo tanto, porque no importa lo que ocurra, tú siempre regresas.
Te amo tanto porque ere un simple mortal con defectos y virtudes, pero con un alma buena; eres un gran hombre. Te amo tanto, porque eres amigo y consejero y a pesar de conocer mis secretos y mi pasado, nunca me has reprochado nada.
Te amo tanto, porque aunque vayamos a comer pizza, logras que se convierta en una velada romántica. Te amo tanto, porque cada latido y cada pensamiento mío van dedicados a ti. Te amo tanto, que le pido a Dios que te cuide mucho cuando yo no puedo cuidarte y no me canso de agradecerle el que te haya puesto en mi camino.
Te amo tanto, que sin un día murieras, seguramente en dos segundos yo me iría a tu lado, pues no hay manera de separarme de tu amor...Te aclaro que no eres perfecto, pero siempre estás aquí.

3) ¿Y qué queremos las mujeres?

No somos tan complicadas. Las mujeres solo queremos a un hombre que nos proteja, que nos provea y que sea capaz de dar la vida por nosotras. Un hombre al que admiremos, que nos supere en inteligencia y que tenga una paciencia infinita para explicarnos cosas. Un hombre al que no le importe que a nosotras no nos gusten las mismas cosas, ni los deportes, ni sus amigos. Un hombre creativo, curioso, divertido y que siempre tenga planes interesantes para hacer con nosotras. Un hombre buen mozo, elegante, que huela bien siempre y que nos derrita con sólo tomarnos de la cintura o rozarnos la mano.
Un hombre que tenga ganas de conversar –o de callarse la boca- y que nunca nos diga: “Algo te pasa, estás rara”, porque siempre sabe exactamente qué nos pasa y cómo resolverlo con una buena charla…o quedándose callado.
Un hombre que haga buenos regalos, que sepa nuestro talle y nuestro gusto; pero que sepa que sea lo que sea que nos regale, igualmente lo iremos a cambiar.
¿Tan difícil es reunir requisitos tan básicos para enamorarnos?
Si no lo entiendes, “Tranquilo, déjalo así”.


Mejores comentarios:

sábado, 11 de octubre de 2014

Un secreto clasificado por Dante Gebel

Voy a contarte un secreto.

A Dios no lo mueve la necesidad.

Oíste eso?

Es inútil que cuando trates de orar, te duelan las rodillas, o le digas que ya no soportas más, o que no mereces vivir esta situación o que llores hasta que no te queden lágrimas.

A Dios lo mueve tu fe.

La nave de los discípulos parece que va a darse vuelta como una frágil cáscara de nuez. Las olas sobrepasan el barco y el mar se ve más enfurecido que de costumbre. Los hombres tienen pánico, pero Jesús descansa plácidamente en el camarote.

Uno de ellos, se harta de esperar que el Maestro deje de roncar. Y lo despierta de un sacudón.

-Maestro! No ves que perecemos? No te da un poco de lástima que nos estamos por ahogar? Cómo se te ocurre dormir a bordo del Titanic? No podrías tener un poco de consideración con tus apóstoles?

Será mejor que los discípulos sepan, desde ya, que este día no figurará en ningún cuadro de honor. Esta no será el tipo de historia con las que futuros evangelistas armarán sus mensajes. Si querían aparecer retratados en la historia grande de los valientes de la fe, tengo que comunicarles que han errado el camino. De este modo, no se llega a Dios. No conmoverán al Maestro con un sacudón y gritos desaforados. La histeria no enorgullece al Señor. Puedo asegurarles que Pedro, Juan y otros tantos querrán olvidarse de este episodio, y jamás le mencionarán a sus nietos que esto ocurrió alguna vez.

Pese a lo que hayas creído todos estos años, la necesidad, insisto, no mueve la mano de Dios.

El Señor se levanta un tanto molesto. Este es su único momento para descansar en su atareada vida ministerial. Y estos mismos hombres que presenciaron como resucitó muertos y sanó enfermos, lo despiertan de un descanso reparador, por una simple tormenta en el mar. Se restriega los ojos, mientras trata de calmar a quien lo acaba de despertar de un buen sueño profundo.

-No tengan miedo -dice, mientras bosteza.

El Señor sale del camarote y ordena a los vientos que enmudezcan. Y al mar que se calme.

Hombres de poca fe -dice, antes de regresar a la cama.

Uy.

Eso si que sonó feo.

No quisiera irme a dormir con esas últimas palabras del Señor acerca de mi persona.

Pensaron que les daría unas palabras de aliento. O que les diría que la próxima vez no esperen tanto para despertarlo. Quizá que mencionaría que para el próximo viaje, se aseguren una mejor embarcación, o que chequeen si hay suficientes botes salvavidas. Pero sólo les dijo que fallaron en la fe.

Alguno de ellos, cualquiera, debió haberse parado en la proa y decir:

-Viento! Mar! Enmudezcan en el nombre del Señor que está durmiendo y que necesita descansar!

Esa sí hubiese sido una buena historia. Los evangelistas hubiésemos aprovechado ese final para nuestros mejores sermones.

Es que, sólo la fe es la que mueve la mano de Dios.

Dante Gebel
Adaptado de "Las arenas del alma"
(Editorial Vida-Zondervan)

jueves, 9 de octubre de 2014

Lo que pasa por estar pendiente de la vida de los demás

Ojalá nunca te suceda a ti.

Un día, en cierta carretera, hubo un accidente y una mujer quería ver lo que pasó, pero por la multitud, no podía ver nada.

Entonces empezó a gritar:
- "¡PERMISO!!!" "Soy familiar, soy familiar!!! ... déjenme pasar!!!"

La gente se hizo a un lado.

La mujer se acercó y se dio cuenta de que era un burro muerto.

jueves, 2 de octubre de 2014

LIMPIEZA INTERIOR

Estaba necesitando hacer una limpieza en mí: tirar algunos pensamientos indeseados, lavar algunos tesoros que estaban medios oxidados.

Entonces saqué del fondo de las gavetas recuerdos que no uso y no quiero más.

Tiré afuera algunos sueños, algunas ilusiones. Papeles de presenté que nunca usé, sonrisas que nunca regalé.

Tiré afuera la rabia y el rencor de las flores marchitas que estaban dentro de un libro que nunca leí.

Miré para mis sonrisas futuras y mis alegrías pretendidas y las coloqué en una caja, bien ordenaditas.

Saqué todo de adentro del armario y lo fui tirando al suelo: pasiones escondidas, deseos reprimidos, palabras horribles que nunca hubiera querido decir, heridas de un amigo, recuerdos de un día triste.

Y también encontré otras cosas... ¡y muy bellas!: un pajarito cantando en mi ventana, aquella luna color de plata, el poner del sol.

Me fui encantando y distrayendo, mirando cada uno de aquellos recuerdos.

Me senté en el suelo para poder escoger. Arrojé directo en el saco de la basura los restos de un amor que me hirió. Tomé las palabras de rabia y dolor que estaban en el estante de encima, pues casi no las uso, y las tiré afuera en el mismo instante.

Otras cosas que aún me hieren, las coloqué aparte para después ver lo que haré con ellas, si las olvido o las envío al basurero.

Era en aquella caja, en aquella gaveta en que uno guarda todo lo que es más importante: el amor, la alegría, las sonrisas. La Fe para los momentos que más la necesitamos.

Recogí con cariño el amor encontrado, doblé ordenadito los deseos, coloqué perfume en la esperanza, pasé un pañito en el estante de mis metas y las dejé a la vista para no olvidarlas.

miércoles, 1 de octubre de 2014

CUANDO UNA MUJER por Dante Gebel (Viernes 26-Sep-2014)

Cuando una mujer está callada, millones de cosas dan vueltas por su cabeza. 

Cuando una mujer no está discutiendo, está pensando detenidamente. 

Cuando una mujer te mira con ojos melancólicos, se está preguntando por cuanto tiempo estarás cerca y también se pregunta qué sucederá con ella si te abre su corazón y luego un día decides marcharte.

Cuando una mujer te responde “Estoy bien”, no le creas. Si se lo preguntas por segunda vez y te lo repite, entonces es verdad. 

Cuando una mujer te mira fijamente, esta deseando que seas suyo para siempre. 

Cuando una mujer quiere verte todos los días, quiere que la mimes y la sigas enamorando de a poco. 

Cuando una mujer dice “te amo”, eso es exactamente lo que quiere decir, ella no suele regalar esas palabras tan fácilmente a cualquiera.  

Cuando una mujer te dice “Te echo de menos”, nadie en este mundo puede extrañarte más que ella. ¿Te parece complicada? Claro que lo es! Es justamente eso lo que la hace irresistible!!

Mejores comentarios:

Anabela Belen Dante yo no se por que no transplantamos un pedacito de tu cerebro a todos los hombres.!!! Hombre entendido en los tiempos!!! genio total!

Brian Abregú Un viernes sin los MENSAJES DE LOS VIERNES no es un viernes :c jajaja

JManuel Olivarez Muchas veces nosotros los varones somos tan tontos para expresar cuanto amamos a una mujer y damos por hecho que ellas lo saben, pero ahora entiendo que es necesario decirselo todos los dias y que ellas jamás se cansaran de escucharlo. Las mujeres son lo mejor de nuestras vidas, cuidemoslas!! saludos a tod@s

Connie Emilia Moreno Lopez Cuando el corazon de una mujer llora es por que esta muy maltratado y cansado de ser humillado

Emilio Torrez El +DIOS+ELLA= PERFECTO AMOR

Oscar Valencia Corto pero sustancioso es cierto dante esa complicacion es lo que las hace mas irresistibles! Dios bendiga a todas las mujeres del mundo que ya con el hecho de existir nos alegran la existencia a todos los hombres ellas fueron, son y seran siempre la parte visible de la perfeccion de Dios

Formas de ver la vida

Hay dos formas de ver la vida, de manera positiva o de manera negativa. Tú eliges. Hay que agradecer a Dios...
Por todo lo que tengo que limpiar después de la fiesta, porque significa que estoy rodeado de familiares y amigos.

Por los impuestos que pago, porque quiere decir que tengo empleo.

Por la ropa que me aprieta un poco, porque significa que como lo suficiente.

Por la sombra que me vigila trabajando, porque significa que tengo luz del sol.

Por el patio que tengo que limpiar y arreglar, las ventanas que tengo que limpiar y las goteras que tengo que reparar, porque significa que tengo un hogar.

Por todas las quejas que escucho acerca de mi gobierno, pues significa que tenemos libertad de palabra.

Por el espacio más lejano que encuentro en el estacionamiento, porque significa que soy capaz de caminar.

Por la viejita que canta desentonada detrás mío en misa, porque significa que puedo oír.

Por los cerros de ropa que tengo que lavar y planchar, pues significa que tengo con qué vestirme a diario.

Por el cansancio y dolores musculares al final del día, pues significa que estuve muy productivo.

Por el despertador que suena a diario muy temprano en la mañana, pues significa que estoy VIVO.

Por el mal recuerdo en mi mente de aquel accidente, pues significa que aún conservo mi vida, mi memoria y mi razón.

Por los celos, producto del miedo de perder a esa persona, pues significa que tengo a alguien a quien amar y que me ama.

Por aquellos sueños que no se han cumplido, pues significa que aún tengo ilusiones.     

¡Elige vivir este día de manera positiva!

lunes, 1 de septiembre de 2014

Cien sonetos de amor - Soneto XVII de Pablo Neruda (Extracto de Vídeo de Patch Adams de Robin Williams)


video

Para ver el vídeo, da clic en el siguiente enlace:

No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,
sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,

tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

EL MENSAJE DE LOS VIERNES “El corazón de una mujer nunca se equivoca” por Dante Gebel (Viernes 29-Ago-2014)

Alguna vez te conté que en alguna esquina de la vida, puedes toparte con ese verdadero amor con el que siempre soñaste y guardaste en tu corazón de quinceañera. Alguien que con solo mirarte te derrite el corazón. No es imposible que cada noche quieras irte rápido a la cama para permitirte soñar con ese amor que te ocasiona cosas que pensabas que ya no eras capaz de sentir.

Ahora, es también probable que hayas sufrido muchos desengaños amorosos, tal vez estés tan desencantada que te cuesta mucho confiar en los hombres y tienes miedo de volver equivocarte. Más aún: es posible que esta sucesión de errores te impida reconocer y definir lo que significa conocer a un hombre bueno que sea capaz de enamorarte. Al fin y al cabo, el problema está en que siempre te sentiste atraída por los hombres que te han causado dolor, te han roto el corazón o lo que es peor, no te han valorado. Elegiste mal tantas veces que puedes llegar a creer que no existen hombres honestos, bondadosos o maduros. Pero eso no es cierto. Como te dije una vez: Claro que existe ese amor de las películas! Por supuesto que existe ese hombre que con solo mirarte unos segundos puede desnudarte el alma y dejarte expuesta como a un niña. Te doy mi palabra de honor que existe ese hombre con el poder de derretirte solo con su mirada y que logra estrujar tu corazón con una sonrisa. Ese hombre está en alguna parte, tal como lo soñaste. No te conformes con menos de lo que siempre quisiste que te pase. 

La gran pregunta consiste en: ¿Cómo reconocerlo? Y aunque no existe una fórmula mágica para encontrar al hombre de tu vida, de igual modo puedo ayudarte contándote algunos detalles que estoy seguro que te harán muy bien, si tan solo observas tu propio corazón.
En primer lugar comienza por fijarte en cómo te sientes cuando estás a su lado o piensas en él. Las mujeres que siempre han identificado el amor con el sufrimiento, no se dan cuenta de hasta qué punto sus parejas las han hecho sentirse mal. Están acostumbradas a experimentar tensión, dificultades, y hasta su estima está dañada y no se han dado cuenta. Se sienten pequeñitas y frustradas. Y aún creen que eso es amor. Pero no lo es. El amor te conduce a sentirte bien, fuerte, grande, poderosa, espléndida. Y sabes que vas por buen camino cuando el hombre con el que te estás relacionando hace que te sientas así:

1) Llena de energía: Después de pasar un rato con él, o incluso cuando te preparas para verlo, tu cuerpo vibra, tu mente vuela y te sientes ligera, creativa, con ganas de comerte el mundo. Alguien que realmente te ama, no te quita la energía, no te drena, sino que te potencia, te da fuerzas para continuar con tu día y proyectar cualquier cosa que te propongas.

2) Valorada: Él te respeta y lo demuestra con su forma de hablarte y de tratarte. Sientes que puedes confiar en él, deshacerte de las máscaras que suelen ponerse las mujeres para los desconocidos e ir un paso más allá, abriéndole el corazón como nunca lo hiciste con nadie. No tienes nada que ocultar, y tampoco tienes ganas de hacerlo.

3) Atractiva: Es su forma de mirarte la que potencia lo mejor que tienes y hace aflorar tu belleza interior. A su lado te olvidas de cualquier complejo y saca la mejor versión de ti. El verdadero amor siempre te rejuvenece y te hace mas bella.

4) Relajada: Cuando estás con él, eres tu misma. No necesitas inventarte un personaje ni pretender que eres distinta o (supuestamente) mejor. Es más, si lo haces por un momento, el aire se enrarece porque él te quiere tal y como eres. Cuando puedes ser completamente auténtica, es porque estás enamorada de alguien que no pretende cambiarte. El te ama cuando te enojas, cuando te muerdes los labios, cuando se sonrojas, cuando estás triste, eufórica o cuando te mueres de celos. Podrías hacer un berrinche, y aún así, solo lograrías que el te ame mas.

5) Alegre: Porque te hace reír cuando te cuenta cosas. Tanto que cuando vuelves a casa y recuerdas la anécdota que te ha contado, te vuelve a dar risa! Alguien que puede hacerte sonreír o soltar una carcajada, es porque realmente se las arregló para construir un puente que va directo a tu corazón. 

6) Libre: Adoras estar o hablar con él y siempre tienes ganas de volver a verlo. Pero no estás ansiosa. No temes que se olvide de ti. Además, él respeta tus planes y no interfiere en tus amistades o tus actividades; solo sabes que estará allí cada vez que lo necesites.

7) Poderosa: La relación con él saca lo mejor de ti porque se interesa por tu vida, tus sueños, tu historia. No se queda en lo superficial, sino que sabe atravesar la barrera social y hacerte preguntas muy personales, y sin embargo no invasivas, con las que te ayuda a reflexionar y por lo tanto a crecer. Si te hace pensar en cosas que nunca habías pensado, es porque también logró construir un puente directo a tu mente.

8) Importante: Él te dedica tiempo y toda la atención del mundo; cuando le hablas, sientes como si todo el resto del mundo se esfumara para el, solo importa cada palabra de lo que le dices, y lo que es mejor, las recordará una por una. Cumple su palabra y te llama si dijo que lo haría. Y cuando te tiene delante te demuestra cariño con gestos, miradas, abrazos, siendo tierno, teniéndote en cuenta en todo momento.

9) Espiritual: Cuando mas lo conoces, mas amas a Dios. En lugar de alejarte de las cosas espirituales, sientes que estás mas cerca que nunca del Señor. Te sientas agradecida y feliz por esta etapa que te toca vivir. Literalmente ilumina tu vida.

En cuanto a los hombres, solemos ser más básicos. Se que algunas mujeres son dulces por naturaleza, pero recuerda que una mujer sensible que se permite llorar o emocionarse, derrite a cualquier hombre. Si eres dulce, sensible y lo haces reír, es todo tuyo. Sé auténtica, se tu misma, espontánea, imprevisible; eso siempre resulta irresistible. Se buena conversadora. A los hombres sí que les gusta hablar, siempre y cuando estén frente a alguien que sepa escuchar. 
Un hombre también se va a enamorar de ti, si cuando están juntos, siente que puede ser él mismo, si se siente seguro al expresar sus sentimientos más íntimos. Pronto se va a dar cuenta de que te extraña, comienza a notar que tu presencia le es cada vez más indispensable. Cuando un hombre se siente cómodo y seguro a tu lado, comienza a extrañarte más y su amor por ti crece día a día. Y lo más extraño es que ni siquiera sabe por qué se siente así. Lo que sí sabe es que hay algo especial en ti, algo que provoca emociones que no siente con ninguna otra mujer. 

No te conformes con menos de lo que te mereces. Recuerda que mientras alguien te grita, hay un hombre deseando hablarte al oído. Mientras alguien intenta humillarte, hay un hombre dispuesto a recordarte que eres una gran mujer. Y mientas alguien te hace llorar, hay un hombre que solo pretende robarte una sonrisa. Solo tienes que saber elegir bien, y para ello, no se trata de saber si el reúne las cualidades del hombre perfecto, sino en como te hace sentir. Si le prestas atención a como se siente tu corazón cuando estás con el, es imposible que te equivoques.


Comentarios

Shirley Pérez wooo pastor Dante tengo un testimonio mes atrás comente en un post de viernes muy triste comente q seguro Dios había puesto a ese chico de mis sueños al otro lado del mundo porq ni señales de humo he pasado justo lo q describes en este post wooo una vez mi jefa me dijo justo lo mismo no te conformes con menos ..... Pues Dante ya apareció ese chico así tal cual lo describes pensé q ya no existían, me lleve una sorpresa... Tengo novio se me declaro como nunca nadie lo había hecho fue romántico... Lo bello es que los dos amamos a Dios y nos llevamos como los mejores amigos ..... Jajaja es tan solo esperar que Dios si tiene a esa persona única y realmente q llega al corazón.. Aah y algo importante su familia es un amor y mi suegra wooo una bella... Fue paquete completo:)
Gracias Dante bendiciones!!!

Jesús Redentor Al final saldre casado con una gran chica que conoci a traves de los mensajes de los viernes. Me encantan los comentarios y pensamientos de las chicas de aqui, se acoplan a los de uno. Una de mis pasiones es leer y disfruto los mensajes de los viernes como de los buenos comentarios.

Oscar Valencia Mujeres... En definitiva la creacion mas hermosa que se le ocurrio a Dios obsequiarnos los hombres somos felices porque ustedes existen! Sin ustedes realmente ya ni existieramos... Dios las bendiga y les de lo que anhelan en sus corazones

Mary Quiterio Me encanto esta parte... Recuerda que mientras alguien te grita, hay un hombre deseando hablarte al oído. Mientras alguien intenta humillarte, hay un hombre dispuesto a recordarte que eres una gran mujer. Y mientas alguien te hace llorar, hay un hombre que solo pretende robarte una sonrisa. Solo tienes que saber elegir bien.

Edeen MH "No te conformes con menos de lo que te mereces."